24 de junio de 2017

"A veces espero lo que ya sé que no me vas a dar pero no con optimismo; sino con la estupidez de quien se acostumbró a vivir frustrado con lo que no tiene solución o con la ingenuidad de quien espera un milagro porque todavía cree en la justicia, en el karma o en qué sé yo. 
A veces espero que vengas, que cambies, que vuelvas, que entiendas, que deshagas, que arregles, que me quieras. Pero como yo necesito, no como malquerés vos. A veces espero un gesto tuyo como si fuera el único que cuenta y tu falta, ¿sabés qué? tu falta… es como un monstruo gigante capaz de esconder detrás de sí todas las presencias habidas y por haber. Si faltás vos, el resto del mundo sobra. No es justo. No te lo merecés.
¿Querés saber qué es lo más cruel de todo? Que en realidad me enojo conmigo, no con vos. Porque mis expectativas no son capaces de transformar la realidad como por arte de magia. Lo que yo espero, lo que duele, lo que falta y lo que no llega sólo existe en mi mente. Vos sos quien sos, no quien yo espero que seas.
Si supieras cuánto me harta estar cansada de mí misma. Tal vez el problema sea que siempre es más fácil enojarme con vos."

(que lindo saber que siempre podes encontrar gente que entiende perfectamente como te sentis♥)

No hay comentarios:

Publicar un comentario